Pedro se queda con hambre... pero no repite