El día en el que Oriana se convirtió en vedette