Miriam, un auténtico vendaval gaditano: “Me encanta hacer nudismo”