Mariani nunca ha probado un higo: “Si alguien se quiere comer mi higo, me queda uno entero”