Mariani se la juega: “Vendimiar con unos tacones de diez centímetros es arte”