El plan de Mamadou al acabar la cena: ¡Todo el mundo a mover el esqueleto!