Luis gasta una inocentada mágica a sus comensales