Lisseth apuesta por un menú francés para alzarse con la victoria