Lágrimas y una receta familiar, el miércoles en la cena de Paco