Jotas murcianas y mucha tensión el viernes en la cena de Paco