José lo tiene clarísimo: “Si gano, me pongo pelazo”