Javier es más de almejas, de “almejas juguetonas”