Jacobo, al ver la casa de Víctor: “Esto parece un picadero”