Galantería, sexo y un combate de boxeo en la velada italiana de Manuel