¡Qué viva el amor! Fran le dedica una canción a Claudia, que acaba en un mar de lágrimas