Fernando Díaz, un nutricionista muy perfeccionista