El menú de Cristina entusiasma a los comensales pese a la falta de elaboración