Cosquillas y payasos solidarios en el postre de Blanca