Claudia apuesta por un menú de tradición familiar