Chikitín se atreve con un menú tradicional y llenito de carbohidratos