Chikitín está seguro de que Capblanc le puso laxante en su porción de tarta de arándanos