Champagne y mucho pil pil en el menú de Luis