Blanca consigue tocar el alma de sus invitados con un fiestón de biodanza