Ane lo tiene claro: “A mis invitados les va a horrorizar mi casa”