Ane se cansa del anfitrión y le llama "mamarracho" por la decoración de su dormitorio