Andrés, el vegetariano: “No suelo comer carne, pero de la carrillera me he comido hasta el perejil”