Ana Obregón inspecciona la casa de Rappel y se encuentra un enorme pene de bronce