Ana Obregón practica el sexo tántrico y Lucía Etxebarría es asexual (que lo sepáis)