Las elevadas cifras que ponen en duda la rentabilidad del aeropuerto de Castellón