Los millonarios en Marbella no entienden de crisis: "La vida aquí es una fiesta"