La sentencia de la Audiencia da por acreditada la intoxicación y sofocación de Asunta