Jordan quiere ser como Kim Kardashian