El presunto estafador de parados prometía contratos a cambio de 1.500 euros