Comprobamos si se nota la recuperación económica que presume el Gobierno