Músculos, curvas y 'shockismo' en la cita de Rym y sus príncipes en la playa