La princesa Marta y su exconquistador Iván resuelven sus asuntos "pendientes"