Rym se imagina la vida de casada con sus tres conquistadores preferidos