Padilla se pone místico y cuenta su historia de terror con una ruleta en el casino