Padilla, el atrevido: “Por las noches me pongo un leopardo y me transformo”