El tenso primer viaje de Padilla en un avión y su alegría al aterrizar: "¡Estamos vivos!"