Todos los conquistadores luchan por sus princesas y ganan las olimpiadas palaciegas