Rym, una mañana 'de chicas' para olvidar el abandono del bombero