Los conquistadores se enteran del cambio de reinado mientras practican el pulso chino