El Reino de las Tres Coronas proclama a sus príncipes consortes