Pablo, sobre Mateo: "Está más salido que la esquina de una mesa"