Los pretendientes descubren la verdadera identidad de Berto