Berto, el exnovio de Laura, se infiltra entre los pretendientes de la princesa