Pósters de David Bisbal y banderas presiden la habitación de los 'únicos'