Cremas, robots, cubos de rubik presiden la habitación de los 'nerds'