Raúl se lleva la pluma de los 40.000